Fiestas.

Cartel anunciador de fiestas de Bilbao del 2.017.

Desde que comienza el mes de Junio hasta que más o menos llegamos a finales de Octubre esta región de España, Comunidad Autónoma del País Vasco, Euskadi, o como os de la gana en llamarla entra en una vorágine festiva imparable. Cada pueblo tiene su fiesta, sí, cada pueblo por pequeño que sea, villa o ciudad celebra sus días grandes. Si el pueblo es pequeño duran tres o cuatro días generalmente coincidiendo con algún fin de semana, si se trata de una ciudad grande el jolgorio festivo dura de siete a nueve días, coincide con dos fines de semana, todo depende del presupuesto de la localidad en cuestión. Si alguien decide recorrer todo el País vasco de fiesta en fiesta que se encomiende al Altísimo y que le den la Extrema Unción, Amén.

Cuaderno informativo con los eventos del día.
Viernes, el Día Grande de la 
Semana Grande de
Bilbao.


Para quien no conozca esta región de la piel del toro, la Comunidad Autónoma del País Vasco, somos tres provincias, Bizkaia capital Bilbao, Gipuzkoa capital Donostia/San Sebastián y Álava capital Vitoria/Gazteiz, apenas llegamos a los tres millones de habitantes pero en esta época estival-otoñal se disparan las celebraciones festivas. Estas Fiestas no coinciden con ninguna festividad, celebración o día de lo que sea que se precie, ésas son otras fiestas en otra época del año, hay que repartir la juerga a lo largo del año como tiene que ser. Simplemente son fiestas que no festividades que se realizan desde hace ya casi cuarenta años en esta región del planeta y se iniciaron en su día por acabar con cierto pasado que por aquí escuece mucho, se tiraron de ellas como sea para demostrar la llegada de la democracia y olé.

El desarrollo festivo más o menos es como sigue, el pregonero de la fiesta lanza su discurso, más conocido como pregón, diciendo lo que tenga que decir. La verdad es que casi siempre dicen lo mismo, bienvenidos a todos, bla, bla, bla, disfrutar de la fiesta con respeto bla, bla, bla, viva quien sea bla, bla, bla, y seguidamente el txupinero lanza un cohete desde la balconada que corresponda de la localidad dando inicio a la fiesta, en San Sebastián es un cañonazo, sobra decir que el pregonero y el txupinero pueden ser un hombre o una mujer, por si acaso aclaro ésto. Cada sitio tiene el icono de la fiesta, en Bilbao es la Mari Jaia de los demás que hablen los demás, yo barro para casa. Mari Jaia se puede traducir libremente como Mari Fiesta, se trata de un muñeco de tela y madera con los brazos alzados que representa la juerga y la alegría.

La Mari Jaia en el recinto festivo.


Después cada cual va donde cree que está mejor dependiendo del bolsillo de cada uno. Las konparsas, agrupaciones de personas que forman peñas que tienen vida todo el año o éso se las supone, se sitúan en unos lugares a tal efecto montando lo que se conoce como txoznas. Otros lugares son la feria o las barrakas también son sitios muy concurridos, autos de choque, tío vivo, tómbolas ... Se celebran conciertos de música para todos los gustos a distintas horas de la mañana/tarde/noche, se representan bastantes obras de teatro y la gente acude a ellas con alevosía y nocturnidad, las obras se repiten varias veces a lo largo de la semana, no es una única función. Como zona del buen beber y mejor comer hay concursos de cazuelas de la tierra, tortillas de patatas, bacalao al pil-pil, txipirones en su tinta, rabo de ternera y no sé cuantas viandas más que luego son degustadas por toda esa banda de gorrones que aparecen en estas situaciones para llenarse la barriga. Existen también lugares para los más peques, parques infantiles, hinchables, teatro infantil y demás aparatos que los más pequeños de la casa disfrutan, los padres los suelen dejar ahí para luego perderse por el recinto ferial, por comentar, también se celebran corridas de toros a las seis de la tarde en el coso de Bilbao que aunque a mi no me gusten en absoluto hay que comentar porque también existe. No, el partido de fútbol que juega el Athletic no cuenta como parte del día de la fiesta, se celebra porque empieza la liga pero no pertenece a la fiesta en si aunque por supuesto que si juega miel sobre hojuelas y si gana mejor claro está, el Athletic Club de Bilbao es el equipo de fútbol de la localidad para quien no lo sepa.

Las Txoznas al lado de la Ría del Nervión.

Todas las noches durante esta semana a las 22:45 hora local la Villa de Don Diego López de Haro, el fundador de la Villa de Bilbao, se apaga para dar paso a un gran espectáculo pirotécnico que deleita a los más grandes y a los más pequeños, conocidos comúnmente por estos lares como los fuegos artificiales. Duran aproximadamente veinte minutos y desde luego y con diferencia es el espectáculo más esperado de las fiestas, casi todo el mundo se agolpa en las orillas de la ría del Nervión y en otros sitios elevados por la Villa para poder ver in situ esta exhibición de color, ruido y precisión con cierto olor a pólvora he de añadir. Se lanzan desde un parque cercano al recinto festivo, no creáis que se lanzan desde el recinto de Fiestas, la seguridad es la seguridad. Como nota negativa que por supuesto la hay todo aquello y todos aquellos que no tienen nada que ver con la Fiesta, robos, abusos, broncas, peleas y por supuesto borracheras de las más indecentes que te puedas encontrar y que hallas visto jamás y de gente muy joven, ver a lolitas e imberbes en ésa situación da mucho coraje.

Montando  un escenario.
El edificio del Teatro Arriaga a la derecha,
al fondo el Casco Antiguo de Bilbao.

La Fiesta, con mayúscula, acaba de manera diferente dependiendo de las localidades, aquí en Bilbao se <<entierra>> a Mari Jaia. Todo se desarrolla como si fuera un funeral con las plañideras y lloronas que acompañan al séquito con la talla de Mari Jaia hasta el borde de la ría del Nervión donde se la coloca atada en una barca de madera. Seguidamente se deja que simplemente se la lleve la corriente de la ría prendiéndola fuego. Tranquilos, nadie corre peligro, cuando todo esto ocurre y se consume el muñeco se dan por concluidas las Fiestas de Bilbao empezando la recogida de todos los andamiajes guardándolos para el año que viene. Siempre para recordar están los incidentes políticos que se sucedían año tras año hasta que ya por aburrimiento o vergüenza, quizás más lo segundo que lo primero, se dieron por concluidos o por no olvidar aquellas trágicas inundaciones en el año 1.983 que arrasaron con toda la parte vieja de Bilbao y el Casco Antiguo de la ciudad afectando precisamente al recinto ferial y destrozándolo todo ya que está colocado justo al lado de este barrio de la Villa, fue una auténtica hecatombe y una ruina para Bilbao, costó muchas vidas humanas y mucho tiempo recuperar el esplendor de la Zona Vieja.

Por mi parte, ¿fiesta yo? ¡Tururú! Aunque encontréis imágenes realizadas por mi en esta entrada no tengo la costumbre de bajar al recinto festivo, no soy una persona precisamente juerguista o festiva, me divierto de otra forma, ni mejor ni peor que los demás pero yo disfruto de otras cosas y/o de otra manera. Todo lo comentado en esta entrada lo sé porque hace ya muchos años pude vivir todo ésto tanto desde dentro como desde fuera y sé que la situación no ha cambiado demasiado. Las nuevas generaciones van  cogiendo el relevo pero el modelo festivo sigue siendo el mismo, misma mecánica pero con distintos nombres.

Y las Fiestas en vuestro país, ciudad o región ¿cómo son? Coméntame, sabes que te espero, saludos a todos.

Lo más visto en 30 días.

Excusas.

Trending topic.

El valor de un premio.

Tatuajes y pendientes.

Estoy hecho todo un cocinillas.

Héroes o antihéroes.

Pasado de moda.

Sosiego, serenidad, quietud.

El otoño.

Sustos.