Cualquier tiempo pasado ...

El tiempo es como el agua que fluye, nunca se detiene.

... ¿fue mejor, distinto, otra época? Es una pregunta que todos nos hacemos a medida que vamos cumpliendo años y a medida que avanzamos en la vida. Ésta reflexión me viene a la cabeza por una película que estuve viendo el Domingo en dónde un hombre de pasado bastante negro sale de la cárcel después de haber cumplido una condena de cincuenta años, entró en 1.910 salió en 1.960 según el guión de la película, claro. Situándome en la época en cuestión el pobre hombre salió totalmente solo a un mundo absolutamente distinto del que conoció cuando entró en prisión, el choque entre una época y otra es simplemente bestial. No era el protagonista principal de la película así que no pudo adaptarse y acabó como acabó, no voy a contar la película no es mi cometido.

Mientras veía la película hice una especie de viaje mental y me tele transporte, solo en mi imaginación, a lo que vivía hace veinte años. Lo que me encuentro es un panorama bastante distinto al que tenemos hoy en día, ¡en tan solo veinte años! Hace veinte años Internet era una noticia que nos empezaba a sorprender a todos, la radio era una de las reinas de la comunicación. No existían los blogs y el termino más utilizado era el de página web, no había informes astronómicos de los logros que se conseguían en las agencias espaciales ni nada por el estilo o aparecían con cuenta gotas. Nadie que yo conociese llevaba teléfono móvil, era una rareza el usarlo por aquél entonces, la tecnología no estaba tan implantada como la tenemos hoy en día, las redes sociales ni siquiera sabíamos que fuesen a existir. El mundo era un lugar aparentemente más seguro, no había llegado el terrorismo internacional, las guerras civiles se veían como algo muy lejano desde el punto de vista de la órbita de occidente. Eramos todos más jóvenes y con grandes ilusiones o más ilusos quizás, vivíamos en una especie de burbuja que con el tiempo y el devenir de la historia nos hizo salir de ella.

Hace 20 años la vida era más sencilla todo era menos acelerado o eso creo yo , una noticia cuando salia se comunicaba mediante prensa o en el telediario de la cadena de turno y hasta la noche no había más noticias, a menos que se siguiese por radio. Las comunicaciones eran más lentas, nos comunicábamos vía teléfono o telégrafo y la velocidad del transporte era menor. Ahora todo ocurre al instante, una noticia da la vuelta al globo en menos de un minuto casi no se puede seguir el ritmo de comunicación sin desfallecer, las velocidades de transporte cada vez son más rápidas y eficientes, este pequeño planeta lo estamos haciendo más pequeño todavía, y ¿para qué? Muchas veces me pregunto por qué esa obsesión por la velocidad que nos invade a todos hoy en día, nos movemos como pollos sin cabeza quizás porque no llegamos a comprender este mundo que nos hemos montado entre todos y que no tenemos ni la más mínima idea de hacia dónde se dirige.

¿Acaso tenemos más oportunidades para desarrollarnos como personas, somos más felices, más ricos, más bellos? Me viene a la cabeza una frase que la escuche hace muchos años: <<¡Que alguien pare este tren que me quiero bajar!>>, y ahora el tren es un TAV "Tren de Alta Velocidad" para más INRI, alcanza los 300 kilómetros por hora para llegar antes entre dos puntos alejados el uno del otro. Naturalmente no todo es negativo, gracias a estas nuevas formas de comunicación sé que existen otras personas con mis mismas inquietudes por el mundo, lo que pasa es que no puedo desplazarme para hacerlas una visita me saldría bastante caro.

El pasado pasado es, no es ni mejor ni peor simplemente es diferente, somos lo que somos gracias a ese tiempo pasado para bien y para mal. Lo que ocurre es que todo ese entramado social que nos montamos con el paso de los años por distintos avatares que nos suceden se va disolviendo poco a poco, amigos que emigran, familiares que mueren, empresas que desaparecen, personas nuevas que conoces, cada uno hace la vida que puede y que le toca, uno no elige dónde nace ni la familia que le toca aunque luego si pueda modificarlo a lo largo de los años. La experiencia es un valor que tenemos que tenerlo en cuenta y que solo se coge con el paso de los años, comos las arrugas, solo las tiene quien cumple años. Esta época que nos ha tocado vivir no es ni más dura ni menos dura que otras simplemente es la época que nos a tocado vivir y con ella tenemos que apechugar allá donde residamos. No soy persona que añore el pasado, el pasado pasado está y lo vivido vivido queda, una cosa si es cierta solo me arrepiento de lo que no he hecho pudiéndolo hacer y mientras pasan los días observo el futuro con esperanza.

Saludos y hasta la siguiente.

Lo más visto del mes.

Sentimiento religioso.

Modales.

De relax.

Mi autobiografía.

Los días de la semana.

Solo era una sombra.

Rettuitea que algo queda.

Amar, querer, enamorarse.

Salud, dinero y amor.

Astrónomos de la Época Neo Clásica.