Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2017

Excusas.

Imagen
<<Todos tenemos nuestra excusa, ¿cuál es la suya?>>

Hace años cuando entré a trabajar a la empresa que me había seleccionado, ¡que tiempos aquellos!, tuve que dirigir mis pasos al despacho del departamento de recursos humanos de dicha empresa. Cuando entré en el despacho para firmar el contrato, dar mi número de seguridad social y demás fotocopias al uso, al fondo del despacho, detrás de la mesa de la secretaría que me estaba atendiendo a las mil maravillas, no recuerdo su nombre, había un encerado colgado en la pared con la frase escrita que encabeza esta entrada y esa frase permaneció ahí hasta el día que me echaron, la crisis económica de 2.008. Por comentar, fue la última empresa para la que trabajé hace años y no tengo ni la más mínima queja de ellos, tuvieron que prescindir de la mitad de la plantilla y sé que siguen funcionando, me alegro por ellos, de verdad.
Volviendo al tema que me voy por las ramas, esta frase se me quedó grabada a fuego en mi mente y siempre la…

El valor de un premio.

Imagen
Estaba viendo la tele, zapeando como de costumbre ya que encontrar un programa que me guste me cuesta bastante, cuando en una cadena y no recuerdo cuál daban un programa que repasaba los premios que han recibido ciertos personajes del celuloide y de la interpretación tanto en España como a nivel internacional, americano más bien, y los que nunca recibieron premio alguno también. Seguidamente comentaban lo que ocurrió con la carrera profesional de dicho personaje desde que recibió los premios, generalmente grandes premios tanto a nivel nacional como internacional. La verdad es que el programa estaba muy bien hecho y me quedé enganchado hasta el final y ya sabéis este asunto me llevo a ciertas reflexiones.
Resulta que ciertos personajes que en su momento recibieron ciertos premios y que se les auguraba una carrera profesional impresionante se quedaron por el camino como se suele decir, se dedicaron a otra cosa e incluso se olvidaron de ellos. Las causas pueden ser variadas y muy variop…

Sosiego, serenidad, quietud.

Imagen
Las palabras del encabezado de la entrada son sinónimos de tranquilidad, es la situación en la que me encuentro en estos momentos, no es que mi situación personal haya dado un vuelco simplemente el hacer un trabajo, como es éste u otros vía Internet, te permite mantener el ánimo alto y la autoestima a un nivel que hace tiempo no la tenía. Está claro que tener un horizonte con alguna perspectiva es bueno para el alma aunque no tengo ni la más remota idea de lo que me depara el futuro ya que no tengo ninguna clase de referencia de lo que tengo que hacer o como me debo de desarrollarme a nivel profesional ni siquiera sé cuál es mi horizonte. La seguridad en uno mismo y en lo que se hace es fundamental y demostrarme a mi mismo que puedo realizar proyectos por muy modestos que sean es la base para un buen estado de ánimo.
La familia por suerte y a pesar de los achaques de mis mayores está estable, han sido muchos años yendo a urgencias al hospital sobre todo por parte de mi padre, especia…

Sustos.

Imagen
Me dirigí a mi pequeño escritorio para encender el ordenador y echar una vistazo a lo último que hubiera en las redes sociales, lo de siempre como cualquier tarde-noche. Me senté mientras arrancaba el ordenador y como noté que la cantidad de luz que había en la habitación iba disminuyendo encendí la lampara que tengo al lado de la pantalla del computador.
<<Clic>>, apreté el interruptor de la lamparita. <<¡¡¡ PAM !!!>>, se escuchó a continuación.
Menudo bote pegué en el asiento, tranquilos no era un balazo ni un disparó, en el momento de encender la lamparita se fundió la bombilla con gran estrépito como si estallara, ¡menudo susto! Pedazo de bote que pegué en el asiento de la silla, la bombilla no reventó por supuesto pero podía haberse fundido en silencio o simplemente no encenderse, no notaba ni los latidos del corazón y me quede quieto unos segundos. Son esas cosas que no esperas como cuando alguien, algún personaje no deseable, lanza un petardo en plena c…

Sobre el matrimonio y un modesto homenaje.

Imagen
El matrimonio, esa institución que dicen que los que están dentro quieren salir y los que están fuera quieren entrar, ¿no es de locos? Por seguir explayandome tenemos dos tipos de matrimonio, el matrimonio religioso como decimos por aquí, el casarse por la Iglesia expresado en román paladino que por cierto cada día está más en desuso, en otras religiones del mundo tienen sus variaciones a la hora de las celebraciones o consecuencias matrimoniales pero todas tienen el matrimonio como institución. Por otro lado tenemos el matrimonio civil que también tiene sus consecuencias y responsabilidades esta vez ante la Ley y no ante ninguna clase de divinidad del tipo que sea, aún así que Dios le coja confesado al que pase por el juzgado para casarse.
Tengo muy claro que el matrimonio en cualquiera de sus variaciones y formas es la institución más difícil y complicada que existe. Tienes que convivir bajo el mismo techo con una persona que no tiene porque tener tus mismos gustos, ideas y pensami…