Tatuajes y pendientes.

Pendientes varios.

Estaba andando por la calle cuando me paré enfrente de un semáforo para cruzar a la otra acera, como buen peatón que soy respeto el monigote en rojo. Me fijé en la acera de enfrente y observé a una persona con el cuerpo totalmente tatuado y multitud de piercings por la cara, por lo menos por lo que se podía ver, el hombre no iba desnudo. La verdad esta persona me dejó bastante pasmado porque tenia dibujos de todo tipo y de todos los colores, y la famosa cadenita que va desde la nariz hasta la oreja, vamos, que no le faltaba de nada. Cuando cruzamos el paso de peatones y se puso a mi altura pude observar mejor los dibujos, tenía tatuajes de todo tipo y de toda índole, dragones, caras de mujer, nombres de personas, en las piernas llevaba los ases de la baraja americana entre otras pinturas, esos dibujos extraños de figuras geométricas en un brazo, todo lo imaginado e inimaginable lo tenía tatuado, en fin era todo un verdadero cuadro de Salvador Dalí.

A lo largo de los años he conocido a mucha gente que se tatúa el cuerpo por distintos motivos al cual más peregrino, empezando desde asuntos de los más personales, cuestiones familiares, premios, trabajo, aficiones de las más extravagantes, frikismo de moda, creencias religiosas que rozan la superstición, identificación con alguna tribu urbana. También he visto y observado la calidad de los tatuajes, desde magníficos dragones tatuados en las espaldas de las personas hasta simples delfines que no aportan demasiado al lienzo corporal. Supongo que en ésto es como en todo, el dinero es el dinero y el motivo por el que te pones el tatuaje también. Últimamente he observado que se están realizando tatuajes en color, ya no es el simple negro sobre piel sino que añaden rojo, verde y demás. Si observo tanto es por una deformación profesional, por algo soy astrónomo.

Sé como se realiza un tatuaje, algunos tatuadores son auténticos pintores que realizan grandes obras de arte sobre la piel. Consiste en una aguja que te va introduciendo la tinta en la piel de tal manera que no se borra el dibujo, se queda para siempre, algunos tatuajes muy grandes se van haciendo por etapas, día a día. Lo que desconoce la gente es que después de hacerte el tatuaje tienes un tiempo de cuasi convalecencia ya que te has estado haciendo una serie de heridas a la piel que tienen que cicatrizar, hay que tener cuidado. Los tatuajes son tan viejos como el ser humano, se conoce desde la antigüedad el mecanismo por el cual se puede realizar un dibujo permanente sobre la piel, naturalmente la técnica era distinta.

Lo peligroso del tatuaje no es el tatuaje en sí, lo peligroso es el dibujo y/o el motivo o las razones que te llevan a hacértelo. Hacerse un tatuaje es lo más arriesgado que existe ya que es algo que perdura toda una vida y no es lo mismo tener veinte que tener cincuenta años, un dibujo neutral como un dragón, alguna figura de animal, algún motivo celeste o algo que pueda perdurar con el tiempo y que no tenga que ver con tus ideales puede ser una buena idea pero poner caras aunque sean de familiares, te la pueden jugar, nombres propios de quien sea, por el mismo motivo, e incluso tatuarse frases o párrafos en la piel es algo que me aterra y me asombra ya que las personas evolucionamos y cambiamos de ideas y de ideales, hay idiotas que se tatúan palabras en caracteres chinos y luego se la juegan como a un chino, resulta que no es lo que esa persona quería, ¡se lo tiene merecido! Me viene a la memoria la espalda de una mujer que a lo largo de la columna tiene escrito una serie de palabras, ¿qué pasará cuando madure? ¿Qué pasará cuando ya no se identifique con ello? Ahí permanecerá de por vida hasta el día que abandones este mundo, sé que se puede quitar con láser pero te queda cicatriz, esa delicada operación es como quemar una parte de tu alma de la que quieres renunciar quedando el rastro de lo que hiciste.

Los pendientes son más neutrales pero si te pones un pendiente que atraviese la piel te vas a dejar cicatriz de por vida a parte que hay que tener en cuenta el delicado lugar donde te lo pongas, orejas, lengua, ombligo, genitales, nariz, dientes, pezones, hay que pensarse mucho estas cosas a la hora de colocarse algo así ya que no siempre vas a poder lucir los pendientes o el piercing. Como los tatoos es algo peligroso y delicado ya que se tiene que perforar la piel y la higiene o sanidad es importante, no sería la primera vez que a alguien se le infecta un tatoo o un piercing cogiendo alguna enfermedad peligrosa por no tener la higiene necesaria durante el proceso de elaboración.

Personalmente nunca me he puesto pendientes más que nada porque es algo que no me llama y los únicos tatoos que me he puesto en toda mi vida eran esas pegatinas o calcomanias que se pegaban al cuerpo con agua y que luego se iban con el paso del tiempo cuando era crío aunque creo que todavía lo soy. La verdad eso de pintarse el cuerpo con dibujos no lo entiendo demasiado y colocarse colgajos en la cara tampoco es algo que admire mucho.

Saludos.

Lo más visto en 30 días.

Excusas.

Trending topic.

El valor de un premio.

Estoy hecho todo un cocinillas.

Héroes o antihéroes.

Pasado de moda.

Sosiego, serenidad, quietud.

El otoño.

Sustos.