Relaciones humanas

Sobres o cartas, método de comunicación en desuso.

Las relaciones humanas o la forma mediante la que nos relacionamos entre nosotros ha evolucionado a la vez que las distintas formas de comunicación y transporte avanzan. Durante miles de años la máxima velocidad alcanzada en tierra por un ser humano fue la velocidad del caballo a excepción del continente americano ya que allí no había caballos ni nada que se le pareciese, solo cuando llegaron los conquistadores empezaron a conocer y utilizar dicho animal, si tenían que llevar noticias lo hacían corriendo y no al galope. El transporte por mar estaba totalmente atado a corrientes y viento, había que esperar mareas y estaciones para lanzarse a la mar con éxito. Todo ésto cambió con la revolución industrial que nos trajo la máquina de vapor y con ello más velocidad en nuestros desplazamientos, no nos conectaba mas rápido solo nos desplazaba con más celeridad aunque he de añadir que la noticia va unida a la velocidad del transporte. El motor de combustión, el automóvil, y los aviones dieron otro impulso a este desplazamiento pero no nos daban inmediatez ni cercanía. La radio y luego la televisión nos acercaban más a la noticia pero no nos conectaban unos a otros porque este no era su propósito. El teléfono es una herramienta que nos permitió contactar entre nosotros aunque solo tenía el acercamiento de la voz. Todo empezó a cambiar con la llegada de Internet.

Las relaciones personales cambian totalmente con el desarrollo de esta tecnología, esta herramienta ha hecho de nuestro pequeño planeta un autentico pañuelo. Antes de la llegada de esta tecnología las relaciones personales eran mucho mas sentidas, más cercanas, ya que las noticias de los seres queridos no llegaban o eran muy espaciadas. Los adioses y los holas eran más íntimos y cercanos, el adiós era un adiós de verdad porque cuando una persona se iba de tu lado no ibas a recibir noticias de ese ser en mucho tiempo y si alguna vez las recibías. Los holas eran una verdadera fiesta porque volvías a ver a una persona de la que no sabias nada y llegaba sin avisar.

Con Internet llegó la inmediatez, ya te puedes desplazar a la otra punta del globo que con esta herramienta puedes estar conectado con tu familia las 24 horas la día, puedes realizar conferencias entre una o varias personas desde cualquier lugar del planeta con el software adecuado sin ningún esfuerzo. las noticias son algo que hoy en día vuela, basta que la publiques en una red social para que en menos de un minuto se haga viral. El adiós es un hasta luego, prácticamente no nos saludamos porque podemos estar en contacto todo el día.

Otro tema es lo que se ha llamado las redes sociales al albur de Internet, no creo que tenga que definir lo que es una red social ya que esto lo comparto por varias de ellas, en mi opinión las redes sociales son uno de los mejores instrumentos de los que podemos disponer hoy en día, te pone en contacto con cualquier persona del planeta que no sabias que existía con una serie de afinidades y gustos muy similares, a nivel profesional puedes contactar con personas que de otra manera no podrías, estar al día en lo último de lo último e incluso contactar con amigos de la infancia de los que habías perdido la pista.

Las redes sociales son como cualquier método de comunicación personal, hay que cuidarlo y hay que saber usarlo. También hay que saber diferenciar los contactos desde una red social y tus contactos más cercanos, los verdaderamente personales. Lo primero que deberíamos de cuidar son los contactos personales que tienes en tu vida diaria, la de siempre, ya que esos amigos/familiares son los que te van a ayudar en los momentos difíciles, los contactos por una red social están bien pero no te van a ayudar por lo menos no de una manera inmediata. 

No creo en la adicción a las redes sociales, si creo que muchas veces encuentras mas respuestas en una red social que en tu vida diaria entre otras cosas porque vives en una comunidad o país donde la gente está muy mediatizada por el entorno cultural de ese momento y otras personas en otros lugares del planeta te pueden dar esas respuestas por tener una visión distinta, experiencias distintas, conocimientos distintos o cultura diferente, es decir, ante problemas diferentes ideas diferentes y por lo tanto gente diferente. Por desgracia también encuentras a auténticos zumbados, locos de atar y personas que te preguntas cómo pueden escribir ciertas majaderías, personalmente he tenido que bloquear a muchas y eso que no soy una persona famosa, supongo que los famosos llevarán algún filtro especial.

La falta de comunicación entre personas que se da hoy en día no es por culpa de las redes sociales o el móvil, léase smartphone, esa falta de comunicación ha existido siempre simplemente echamos la culpa a algo que no lo tiene porque la culpa es de la actitud de la persona no de la tecnología. No hay que confundir contactos en redes sociales con amigos, amigos en redes sociales quizás tenga dos o tres el resto son contactos o seguidores. Los verdaderos amigos se producen en el roce diario, persona con persona, en las redes sociales solo hay contactos que en un momento determinado pueden dejar de publicar o de estar por cuestiones de índole personal.

Hay muchos estudios que predicen que las redes sociales desaparecerán, por lo visto a las nuevas generaciones no les interesa demasiado, no tengo una opinión al respecto, creo que tenemos que dejar pasar el tiempo para saber cual será el siguiente paso en las relaciones humanas, ¿quizá una especie de teletransportador de materia tipo Star Treck? Veremos que nos depara el futuro, nos adaptaremos como hemos hecho con esta tecnología, mientras tanto disfrutad de la vida y de vuestras relaciones tanto personales como en la red.

Hasta la siguiente entrada.

- Entrada revisada -
• Publicado el 19 de diciembre del 2.015.

Lo más visto del mes.

Redes sociales.

No hay mal que por bien no venga.

Horarios de trabajo.

Astrónomos del Renacimiento II.

Sueños.

Supersticiones.

Mi mundo interior.

Rebajas, saldos, oportunidades.

La tienda de golosinas.